4 comentarios en “Tiburón”

  1. No sé, tu imagen me produce sensaciones encontradas. Me agrada por un lado pero por otro se me evidencia la trivialidad de la cultura contemporánea, aquejada de puerilidad. Aquí vemos a este señor en medio de la calle, con un gesto que no sé interpretar pero yo me inclinaría por la perplejidad, llevando, y esto es lo central, un tiburón hinchable propio de los niños. No tiene en realidad mucha importancia, pero el hecho del gesto del sujeto y su tiburón hichable me expresa en mi primera impresión al hombre de las redes sociales, perdido en un mar de banalidad e infancia interminable. Quiere aparecer serio pero es irremediablemente idiota.

    • Precisamente es lo que busco, producir sensaciones encontradas, no enviar un mensaje preciso.
      En este caso, es el contraste entre una persona adulta, con actitud seria, llevando un tiburón hinchable.
      La cosa no es tan rara como parece a primera vista. Si te fijas, el hombre lleva un carrito de niño, que es el dueño del tiburón.
      De una situación cotidiana, un padre con su niño y su juguete, seleccionado una parte de la imagen, puedes formar una imagen que pierde su sentido original y produce la sensación en el espectador de ver algo extraño.
      Me parece interesante dejar alguna pista para comprender cuál era la situación real. En este caso, la pista es la mano agarrando el cochecito del niño. Así, el observador puede llegar a reconstruir la escena original y darse cuenta del juego que implica la fotografía: la cercanía entre lo cotidiano y lo absurdo, dependiendo de cómo se mire.

      Me alegra verte de nuevo por aquí

  2. Pues con tu explicación es evidente que cualquier otra interpretación pierde su sentido aunque suscribo enteramente el comentario de Joselu tan bien expresado salvo ese concepto de «cultura contemporánea» si bien se entiende lo que quiere decir. Yo tampoco me había fijado en el cochecito. Particularmente, lo que mas me gusta de la fotografía, no de esta sino del arte de fotografiar, es precisamente el hecho de la interpretación que cada cual hagamos de una misma escena, de un gesto, de un momento, de algo que solo quien aprieta el disparador sabe que es realmente lo que está ocurriendo.

    Saludos

    • Cierto, interpretamos las fotos según nuestro punto de vista, experiencia, cultura visual, estado de ánimo, etc.

      Con lo que no estoy tan de acuerdo es que quien aprieta el disparador sepa lo que está ocurriendo 😉 Tiene más pistas, más información del entorno, pero no mucho más. Además, muchas veces es conveniente ignorar esa información adicional, en el momento de hacer la foto, para ver lo insólito dentro de lo cotidiano. Olvidarse de la lógica, no tratar de explicar la situación, simplemente observar.

      Saludos

Deja un comentario